ANSES OFICIALIZÓ LA RENUNCIA DE JAVIER MILEI A LA JUBILACIÓN DE PRIVILEGIO

El mandatario elevó una carta de renuncia al organismo público en carácter de «decisión indeclinable», la que fue aceptada.

Tal como había anticipado tras la media sanción de la reforma jubilatoria en Diputados, y nuevamente este jueves en su exposición en Agroactiva 2024 realizada en Santa Fe, el presidente Javier Milei presentó su renuncia a la jubilación de privilegio, la que fue aceptada este jueves por la ANSES.

El mandatario elevó una carta de renuncia al organismo público en carácter de «decisión indeclinable» para no ejercer «el derecho a la jubilación de privilegio que otorga el régimen de asignaciones mensuales vitalicias».

«Los acontecimientos ocurridos el día de ayer en el Honorable Congreso de la Nación ponen de manifiesto, una vez más, que nuestra clase política se encuentra más preocupada por mantener sus delirantes privilegios que por trabajar para revertir el modelo que ha fracasado en el último siglo», dice el documento que difundió el Gobierno.

La notificación que recibió Mariano de los Heros, titular de la ANSES, señala que «luego de haber experimentado por décadas las consecuencias nefastas del gasto público desenfrenado, es imperativo que los líderes políticos den el ejemplo y adopten medidas concretas para contener el déficit presupuestario«.

Horas más tarde, y acompañado por José Luis Espert, el libertario dio un discurso en la exposición Agroactiva 2024, en la provincia de Santa Fe, donde adelantó en que renunciará a su jubilación de privilegio, pero lo hizo esgrimiendo polémicos argumentos.

«Voy a renunciar a mi jubilación de privilegio. Si yo hago bien mi trabajo, yo voy a poder seguir trabajando en en el sector privado cuando deje este puesto», sostuvo el libertario ante empresarios del campo, y remató: «Si hiciste las cosas mal, mereces cagarte de hambre por hijo de puta».

En este marco, Milei criticó nuevamente a la Cámara de Diputados por «bloquear la eliminación de jubilaciones de privilegios» y afirmó: «A mí me importa un rábano, yo voy a renunciar a la mía».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *